Columna Pastoral 

¿Somos Imitadores de Cristo?

“Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Cor. 11: 1)

Amados, la respuesta a esta pregunta es de gran importancia para el creyente. El apóstol Pablo inspirado por el Espíritu Santo enfrenta a los hermanos en Corintio con estas palabras. “Si pues coméis o bebéis o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. No seáis tropiezo a judíos, ni a gentiles, ni a la iglesia de Dios;” (1 Cor 10: 31-32)

Como pueblo de Dios, nosotros debemos ser instrumento de bendición el uno para el otro y no ser causa de tropiezo en el cuerpo de Cristo. “Hacedlo todo para la gloria de Dios”. (vs 32b) Pablo les decía los hermanos en Corintio; “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo” (1 Cor. 11: 1), porque el vivió su vida imitando a su Señor. Tal como el apóstol Pablo, ¿Somos nosotros imitadores de Cristo, en la iglesia, en el hogar, y en todo lugar? ¿Podemos decir a otros: “¿Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”, porque realmente emitimos a Cristo?

Que Dios nos bendiga ricamente. 

Su Pastor Julio Santana.